COLABORACIONES

Aunque esta ruta es un proyecto personal que tenia en mente desde hace ya bastante tiempo, ha sido gracias a los consejos de varias personas que desinteresadamente me han ofrecido su ayuda para que finalmente viese la luz.

Comienzo nombrando Ernesto Pastor, el creando la ruta Montañas Vacías claramente ha puesto una semilla en todos los que teníamos en mente algo parecido y no terminábamos de decidirnos en hacerlo público. Gracias por tus consejos Ernesto han sido muy útiles.

Al sinprisero Israel Valero Irra Patasyruedas‘. Muchas gracias por ofrecerme el grupo para dar a conocer la ruta y por apostar por el ciclismo sin prisa casi como modo de vida. No tiene precio co!

A Miguel RodriguezPekas‘, por la cantidad de audios que me has enviado por whatsapp dándome tan valiosos consejos de como planificar el recorrido. Gracies!

A Sergi Fernandez de ‘Con un par de ruedas‘. Tus consejos sobre la planificación de rutas han sido muy valiosos. Eres un buen conocedor del Montsec d’Estall y se nota…. Gracies!

A Xavier Teixidó, mi amigo. Por tus consejos sobre como organizar marchas, planificar rutas y de la vida en general… moltes gracies nen!

A Mariano Ortiz, por guiarme por los caminos que menos conocía de la ruta. La ‘old school‘ se nota, Chapó!

A Joan Aige, organizador durante muchos años de la mítica Transmontsec. Han sido de mucha ayuda tus consejos para marcar el trazado de la ruta. Muchas gracias también por esa asistencia en la Transmontsec de hace ya no se cuantos años, vi la luz ese día…

A David de Serra del Montsec, un #montseclover con seguramente el mejor perfil de instagram dedicado a la Sierra del Montsec. Gracias por tus fotos y toda la información que tienes en la web. Un trabajo impagable. Gracies!

A Nuria Plana de la oficina de turismo de Benabarre. Muchas gracias por abrirme las puertas del Montsec d’Estall. Tenemos una ruta pendiente.

A Olga Rovira y David Guiupassamuntanyes‘. Vuestro libro “Integral dels Montsecs” fue todo un descubrimiento la verdad. Gracias por los consejos!

A mi amigo Caseret que me llevó hace la tira de años en bici a la cima del Montsec d’Estall. Ese día, sin saberlo, empezó todo.